La Mesa de Café

La insoportable liviandad del ser de Fernández

    

16/09/2020 | 10:02

Adrián Simioni

Adrián Simioni

Alberto Fernández tiene cada vez más problemas con lo que dice. En su discurso es fácil encontrar contradicciones, negaciones de afirmaciones previas, revelaciones tardías e incomprobables (como cuando dijo que Macri le había dicho que no importaban las muertes por coronavirus) o cierta pusilanimidad (como cuando dijo que le había avisado a Rodríguez Larreta sobre el manotazo de la coparticipación, algo que sucedió apenas un minuto antes del anuncio público).

Pero lo más notorio en los últimos días son el vacío y la superficialidad conceptual que Fernández deja cada vez más expuestos.

Lesa demagogia

Ayer, por ejemplo, rechazó el valor del mérito en la sociedad. Dijo el presidente: “Lo que nos hace evolucionar o crecer no es verdad que sea el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años. El más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligentes de los pobres”. La frase puede conformar al progresismo universitario más pueril, pero es de un vuelo bien bajo en un primer mandatario.

Es innegable que existen las desigualdades. Que nacer con privilegios facilita el éxito. Y que nacer con carencias facilita el fracaso. Y que eso es injusto.

Pero eso no implica despreciar el mérito, el esfuerzo, la voluntad, el empeño. Todo lo contrario.

Primero, es peligroso que un presidente le “baje” a los más desfavorecidos la idea falsa de que el esfuerzo no sirve para nada, de que es un invento de los poderosos para explotarlos mejor. Justamente porque lo único que tienen los desfavorecidos es el esfuerzo. Ellos, a diferencia de los nenes de papá, no tienen otro recurso que ese. Incitarlos a no usarlo porque alguien más les va a resolver sus carencias es un crimen de lesa demagogia.

Segundo, no todo es desigualdad extrema. Muchísimas personas se crían y crecen con oportunidades parecidas. ¿Por qué sería malo promover el valor del mérito y el esfuerzo entre ellas? O sea, en términos del propio Fernández, entre dos ricos igualmente tontos, ¿no será más valioso el que se esfuerce por mejorar que el indolente? O entre dos pobres igualmente inteligentes, ¿no será más valioso para la sociedad el que busque progresar que el que se abandone a la suerte?

La igualdad de oportunidades es un objetivo que ninguna sociedad debería dejar de tratar de conseguir. Pero creer que eso se consigue despreciando el valor del mérito y del esfuerzo parece una completa idiotez.

Que venga el Dalai Lama

Hay más. Anteayer, al presentar otra versión de Precios Cuidados y, supuestamente en relación a la presunta ambición de las empresas, Fernández sostuvo: “En una sociedad todos ganamos lo que merecemos, pero cuando uno gana mucho y otros poco, no es una sociedad, sino una estafa”. La frase carece hasta de una construcción gramatical lógica. De hecho opone “sociedad” a “estafa” que es como plantear que “marcianos” es lo opuesto a “río”.

Pero, además, ¿quién decide quién gana lo que merece, quién mucho y quién poco? ¿Él? ¿Fernández? ¿o les va a pedir al Papa o al Dalai Lama que manden un delegado a fijar lo que cada quién merece? ¿No hay leyes de todo tipo dentro de las cuales cada quien puede moverse para tratar de obtener las mayores ganancias posibles si eso le parece excitante?

Lo que es no tener idea

El vacío conceptual de Fernández es abarcativo. Ayer, por ejemplo, también se refirió al federalismo. Y, para justificar el manotazo a la Ciudad de Buenos Aires a favor de la Provincia de Buenos Aires prometió también “rediscutir la coparticipación” para “crear un fondo para ayudar al resto de las provincias”, a las que identificó como las “zonas periféricas del norte y del sur”.

El presidente parece no entender nada del tema. Si quiere beneficiar con más plata a las provincias del norte y del sur lo primero que tendría que hacer es no tocar la ley de coparticipación, porque justamente esa ley es la que privilegia en forma abusiva a esas provincias.

Y si en verdad quiere promover el desarrollo de las provincias del norte y del sur debería dejar de prometer darles más fondos de los que ya reciben. Hace 35 años que esos distritos reciben fortunas a través de la coparticipación que sólo sirvieron para que muchos gobernadores montaran inmensos aparatos clientelares donde nadie trabaja y que destruyen cualquier esbozo de actividad privada.

Operador, más que intelectual

El filósofo e investigador Héctor Ghiretti trató de encontrar una explicación a este tipo de declaraciones desafortunadas. Y evaluó que, impedido de gobernar por el kirchnerismo, Fernández sólo puede mantener su centralidad hablando todo el tiempo. Pero, dice Ghiretti, el presidente no es un pensador y tiene una capacidad teórica muy limitada y tampoco es un gran orador. Según Ghiretti, tiene los modos discursivos del operador político, que es lo que hizo para Kirchner. Lo suyo es el mensaje corto y en privado.

Esa podría ser la razón por la que sus enunciados ,a veces, suenan berreta. Como si Fernández hablara antes de pensar lo que va a decir, como si farfullara un cualunquismo apenas útil para llenar un espacio insoportablemente vacío de conceptos sólidos, convicciones, planes y sustancia.

Te puede interesar

Mercado cambiario

Al final el gobierno debió hacer uno poco de todo lo que había dicho que no iba a hacer. Devaluó, terminó con el Puré IFE y desdobló. ¿Por qué será?

Fernando Genesir

Fernando Genesir

Más cepo cambiario

El valor de la divisa informal subió más del 10% en la apertura de la jornada. El martes, antes de los anuncios del Banco Central, estaba en $131. El oficial cerró a $79,55 y el contado con liquidación avanzó a $131,44.

Más cepo cambiario

El economista explicó el alcance de las nuevas medidas del Banco Central para el acceso al cupo de 200 dólares por mes. En la nota, los detalles.

Lo último de Política y Economía

Crisis política

El ministro de Seguridad bonaerense se refirió a la interna en el Frente de Todos y desestimó que sea una crisis. "Son discusiones y a veces se discute fuerte”, sentenció. 

Crisis política

El Presidente aseguró que va a "ordenar" la administración y "terminar con esta discusión". 

Audio

Crisis en el Gobierno

En el perfil –de Wikipedia– del vocero presidencial apareció la leyenda: “Se destaca por ser un operador político encargado de dañar la imagen de la vicepresidenta”.

Federico Albarenque

Federico Albarenque

Audio

El dato confiable

Por Federico Albarenque.

Miguel Clariá

Miguel Clariá

Audio

Opinión

Por Miguel Clariá.

Comentarios

Lo más visto

Crisis en el Gobierno

La vicepresidenta criticó las políticas económicas. Le recordó al Presidente que ella lo eligió para ocupar el cargo y le reclamó que “honre la voluntad del pueblo argentino”. Lo emplazó a hacer cambios en el gabinete. 

Audio

Dolor en el espectáculo

Tenía 46 años. Se hizo conocida por sus papeles en las tiras “Montaña rusa, otra vuelta” y “Gasoleros”. Era la ex pareja de Yaco González, el padre de sus dos hijos.  

Audio

Madrugada accidentada

Fue en Avenida Sabattini al 1200. El auto quedó destruido y el tubo de GNC voló y cayó debajo del puente en la Bajada Pucará.

Pasó en las redes

Se viralizó un audio de la diputada cristinista en el que descalifica al presidente Alberto Fernández, Santiago Cafiero y Martín Guzmán.

Importante revelación

El periodista reveló detalles del comienzo de su curioso romance y cómo tuvo que contarle a su padre.

Ahora