Informes de La Previa

La emotiva carta de Gnabry, la estrella del Bayern Múnich

El desequilibrante delantero de raíces africanas fue la gran revelación del torneo y brilló al lado de grandes figuras. En los últimos días se conoció un texto que escribió su vida personal.

23/08/2020 | 18:54

Una de las figuras del Bayern Múnich campeón de la Liga de Campeones fue Serge Gnabry, el desequilibrante delantero que convirtió un golazo en la semifinal ante el Lyon.

Nacido en Stuttgart, el joven extremo es otro de los tantos germanos de tez oscura y de raíces africanas. Él soñaba con convertirse en atleta profesional, inspirado en la velocidad y la estridencia del jamaiquino Usain Bolt, pero sus piernas no aguantaron tanto vértigo y desgaste y, es por eso, que decidió adentrarse en el mundo del fútbol.

Luego de destacar en las categorías menores del fútbol alemán, Gnabry fue sumado a Arsenal de Inglaterra. Tras un arranque prometedor, su incipiente carrera poco a poco se fue opacando por los inconstantes rendimientos y las dolencias en su rodilla bajo la dirección técnica de Arsène Wenger.

Sin embargo, en los últimos días se conoció una carta que escribió sobre su vida persona, la relación con el histórico entrenador del Arsenal y su "revancha" en el Bayern Múnich.

La carta completa:

Tenía 16 años. En realidad, acaba de cumplir 16 años. Fue un momento de nervios para mí, porque había dejado atrás toda mi vida en Alemania para jugar en Arsenal. Obviamente, viniendo de un pueblo de unas 6.000 personas a este enorme club, fue un shock al principio. Solo para darte una idea: recuerdo que la primera vez que volé a Londres para mi prueba, el club envió a un conductor a recogernos a mí y a mis padres en el aeropuerto. El tipo se detuvo en un BMW negro y yo estaba como, Whoooaaa.

Y yo vengo de Alemania, tenemos BMW en todas partes. Pero este era espectacular y yo miraba a mi madre sin poder creerlo.

En fin, la primera vez que conocí a Arsène….

Entré a su oficina con mi mamá y mi papá, y Arsène dijo algo simple como: "Bienvenido, Serge, ¿cómo estás?" Y recuerdo que, literalmente, no podía dejar de sonreír. Pensaba para mis adentros, ya está, deja de sonreír. Por favor deja de sonreír, estás pasando verguenza.

Pero simplemente no pude. Probablemente no dije más de 10 palabras en toda la reunión. Estaba pensando, Dios mío, Arsène Wenger sabe mi nombre.

Por alguna razón, el decirlo en voz alta me di cuenta que era real.

Y recuerdo que estaba hablando del pasillo. Porque en el campo de entrenamiento del Arsenal, hay un pasillo que separa el área del equipo juvenil del área del primer equipo. Arsène me estaba diciendo que tenía que seguir trabajando duro para llegar al otro lado, pero era un poco tonto cómo lo decía. “Está ahí, ¿lo ves? Te estás cruzando con todos estos jugadores que has visto en televisión tantas veces. Puede verlos entrar en su camerino, pero aún no has ganado su pase. Para llegar al otro lado del pasillo, tienes que trabajar el doble de duro”.

Y cuando Arsène hablaba, yo veía la cara de mi papá que asentía como diciendo ¡Sí!¡Díselo, Arsène! ¡Dile a mi hijo!

Primero solo sonreía y asentía, pero luego mi padre dijo en voz alta: “¡Sí, se lo he estado diciendo, Arsène! ¡Tiene que trabajar más duro!

Me dio tanta verguenza. Yo pensaba: ¡Papá! ¿¿qué estás diciendo?? ¡¡¡¡¡Cállate!!!!!

Tienes que entender el carácter de mi padre. Obviamente, tengo dos lados fuertes para mí. Estoy muy, muy orgulloso de mi lado alemán, que es de mi madre y su familia. Pero mi padre es el lado marfileño fuerte. Se mudó a Alemania cuando era joven y creo que eso le dio una perspectiva diferente de la vida. Todas las noches, cuando yo era niño, hablaba por teléfono con sus hermanos y hermanas en Costa de Marfil durante dos horas. Pero esto fue antes de que tuviéramos teléfonos celulares, así que a veces yo estaba charlando con un compañero y y él entraba a mi habitación diciendo: "Serge, cuelga el teléfono! ¡Tu tía va está llamando! "

Podía oírlo en la otra habitación hablando francés y riendo toda la noche. No puedo imaginar cómo lo difícil que fue para él. Entonces, cuando tienes esa experiencia de ser un inmigrante de su generación, es una mentalidad diferente. Una de las cosas que me dijeron mis padres cuando era joven era que siempre tenía que hacer más que los demás por el color de mi piel.

Me lo dijeron tan a menudo que me cansé de escucharlo, sinceramente. Vivíamos en un pequeño pueblo a las afueras de Stuttgart y no tuve ninguna experiencia directa con el racismo mientras crecía. Obviamente, me veía un poco diferente a la mayoría de los niños en la escuela, pero no me sentía diferente.

Mi papá especialmente, siempre solía decirme: "Si quieres que te acepten, debes demostrarles que trabajarás el doble de duro. Nunca puedes dejar que piensen que eres un vago".

Dos veces más duro. Dos veces más duro. Todavía puedo escucharlo.

Solíamos ir a este campo de entrenamiento en mi pueblo cuando tenía 11, 12 años y él me hacía regatear hasta el borde del área, cortar hacia adentro y rematar. Solíamos hacer eso miles y miles de veces en este pequeño campo artificial en Weissach.

Solía decir: "Si puedes hacer bien este movimiento, vas a marcar muchos goles, Serge".

Le pegaba perfecto y él decía: "Está bien, de nuevo".

Creo que los padres tienen como un sexto sentido. ¿Sabés lo que quiero decir? Pueden ver el futuro. Hoy, ese es uno de mis movimientos característicos. Corta por dentro, whooom. Es el mismo recuerdo del césped de Weissach.

Hicimos esa rutina desde que tenía nueve hasta probablemente los 15. Solo él y yo, solos en el parque con la escalera de entrenamiento y un montón de balones de fútbol. Y, por supuesto, hubo momentos en los que no quise hacerlo. Tienes 15 años y quieres pasar el rato con tus amigos. Quieres ir al cine. Quieres una vida más normal.

Pero luego, al mismo tiempo, en el fondo… ¿qué es lo que realmente quieres? Quieres vivir tu sueño, por supuesto. Solo necesitas que alguien te recuerde lo que se necesita, especialmente cuando eres un adolescente. Si no hubiera tenido a mi padre conmigo, no lo habría logrado. Y eso no se trata solo de entrenamiento y fútbol. También se trata de mí como persona.

Es difícil explicarle a alguien la sensación de pasar de tener 15 años, y jugar para un equipo local, sin dinero en el bolsillo, a tener 17 y de repente jugar en la Premier League y tener dinero, publicidad y atención. Toda tu vida pasa de 0 a 100 muy rápido.

Un día, estás viendo a Mesut Özil en la televisión con tus amigos y él es tu ídolo. Luego, dos años después, estás tomando un café con él. Lo estabas mirando con asombro, asistiendo a Cristiano en El Clásico. Y luego está justo enfrente de ti, preguntándote cómo te va. Es surrealista. Para ser honesto, es difícil no cambiar.

Es difícil recordar quién eres.

Recuerdo que Per Mertesacker solía ser siempre muy duro conmigo, pero de una manera muy buena. Era como un hermano mayor para mí en el Arsenal, y no importaba lo bien que jugara o lo duro que trabajara, solía decir….

¡Bien, espera! Porque esta parte no tendrá sentido a menos que realmente conozcas a Per. Tienes que escuchar su voz. Tienes que ver su rostro. Per es el tipo más agradable del mundo. Pero también es el chico más alemán del mundo. Eso es Per. Y no importa lo que hiciera en el entrenamiento, él se me acercaba después y me gritaba, “Serge, recuerda de dónde vienes!!!! ¡¡¡¡Eres de Stuttgart !!!! Humildad, humildad, humildad!!!! Serge, crees que estás BIEN ahora, ¿eh? Debes ser humilde !!!!!! ¡¡¡¡¡HUMILDAD!!!!!"

Per sabía lo rápido que cambia todo. Tienes 15 años y todavía les estás pidiendo dinero a tus padres. Luego, tienes 17 o 18 años y estás ganando más dinero que toda tu familia. Imagina eso. Simplemente no puedes lidiar con eso. Recuerdo que cuando irrumpí en el primer equipo, comencé a gastar mi dinero en tantas cosas innecesarias. El neceser de £ 600. Los brillantes Christian Louboutins de antaño. El Rolex.

Eso fue lo que hizo que mis padres me sentaran a charlar. Podían sentir que se acercaba algo. Literalmente recuerdo a mi madre diciendo: “Serge, ya sabes… esto podría no ser para siempre. No puedes gastar dinero así. Tienes que mantenerte firme, porque todo el mundo se cae en algún momento".

Literalmente, unas semanas después de esa conversación, todo se vino abajo. Me lesioné la rodilla y no pude hacer nada durante unos ocho meses. El tiempo estaba congelado. Cuando finalmente volví a la cancha, no pude entrar en la plantilla. De repente, salí a préstamo al West Brom.

Era como si mi madre viera el futuro.

Cuando llegué allí, estaba muy positivo. La razón por la que elegí West Brom sobre otros clubes es por lo mucho que el entrenador parecía quererme allí. Obviamente, no estaba al 100% en forma. Venía de una recuperación muy larga. Y, también es cierto que soy un jugador de ataque y West Brom quería jugar de una manera diferente. Pero entonces... ¿para qué me ficharon? Tuve unos muy buenos 15 minutos al final del partido contra Chelsea, y luego ni siquiera estuve en el banco de suplentes. Me senté en las gradas durante seis meses, dudando de mí mismo, y nunca obtuve una explicación de por qué.

No era un jugador perfecto. Yo tenía 19 años. Probablemente estaba cometiendo errores en el entrenamiento. Pero, de verdad, y siendo 100% honesto, estaba dando todo lo que podía.

Luego, por supuesto, comencé a leer que algunos periódicos decían que eran vago, que no estoy en forma y no tenía nivel suficiente... fue muy frustrante.

Ser etiquetado como "vago", después de todo lo que mi padre metió en mi cabeza desde que era niño, realmente me cambió.

Desbloqueó una emoción que nunca tuve cuando era niño. Enojado 100%. Enojado.

Sabes, cuando estás pasando por un mal momento, levantas el teléfono y recibes menos llamadas perdidas. Literalmente. Obtienes una vibra diferente de la gente. Es un lugar más solitario. Y eso es importante para cualquier futbolista joven, porque te das cuenta de las personas en tu vida que son realmente sinceras. Mis padres, mis amigos cercanos, nunca se apartaron de mi lado. Pero mucha gente dejó de llamar.

Ahí es cuando los recuerdos te golpean de manera muy diferente. Los días en el parque con mi papá. Todas esas veces que me decía que tenía que trabajar el doble de duro y yo ponía los ojos en blanco. Mi madre diciendo que lo bueno no dura para siempre. Per diciéndome que me mantenga humilde. Arsène hablando del pasillo. Escuchas esas palabras de una manera diferente cuando te derriban.

Creo que tuve que dar ese paso atrás para poder dar un paso adelante. Volver a Alemania para jugar en el Werder Bremen y el Hoffenheim me cambió la vida, más como persona que como futbolista. Volver a casa después de dejar a todos mis amigos a los 16 y estar en clubes que realmente me querían, fue increíble.

Cuando eres futbolista, todo lo que quieres hacer es jugar. Quizás la gente no comprenda cuán profundamente lo sentimos. Cuando no puedes jugar, es como si el tiempo se hubiera congelado. De hecho, estos los meses de cuarentena fueron como un flashback para mí. Luchar como lo hice, fichar por el Bayern, probarme a mí mismo bajo tanta presión, jugar la Champions League… estás en la cima del mundo, y de repente estamos todos en el sofá o entrenando con el Bayern Munich por Zoom.

Tal vez sea porque todo se ralentizó, pero cuando entrenaba solo en casa, me sorprendía pensando: Espera, ¿realmente estoy jugando para el Bayern de Múnich? ¿Es esto real?

Este es un momento de la historia en el que tenemos que hacer una pausa. Porque si digo: "Jugar para el Bayern es un sueño hecho realidad", no entiendes realmente a qué me refiero. Es mucho más profundo que eso. Recuerdo que cuando tenía 9 años, solíamos viajar a Dortmund y Munich para jugar torneos infantiles. Cuando nos tocaba jugar contra el Bayern salían con sus camisetas rojas y todos nos quedábamos mirando asombrados. Yo pensaba: algún día me voy a poner esa camiseta.

Al año siguiente, volvía a casa de un torneo con mi padre cuando me dijo que un entrenador del Bayern estaba hablando con él y me preguntaba si me uniría a ellos. Recuerdo que estaba comiendo unas frutas que mi mamá me había empacado, y antes de que pudiera decir una palabra, él dijo: "Pero te vas a quedar aquí con tus padres. No nos mudaremos a Munich. Tienes 10 años".

Lloré todo el camino de regreso a casa. Estaba devastado.

Entonces, poder usar esa camiseta roja del Bayern ahora, de verdad... es increíble. Pero recuerda, no soy solo yo. Terminé jugando con algunos de los que habían sido mis compañeros en el equipo juvenil como Joshua Kimmich, Leon Goretzka y Nicklas Süle. Además de eso, también tenemos en el equipo tipos como David Alaba, que realmente se convirtió en un amigo cercano. Entonces, a veces, cuando las cosas están difíciles y necesito algo de motivación, literalmente miro a esos muchachos en el vestuario y pienso: "¿Te das cuenta de que estás jugando para el primer equipo del Bayern?

Tomamos caminos diferentes. Pero todos llegamos al otro lado del pasillo.

Serge.

*Fuente: The Players Tribune

Te puede interesar

Champions League

El equipo de Rudi García se impuso por 3-1 ante los ingleses y enfrentará al Bayern Múnich. En la otra llave se cruzarán PSG y Leipzig.

Polémicas declaraciones

El mediocampista del Bayern Múnich,  que goleó al Barcelona por 8-2 en la Champions League, celebró ver derrotado y cabizbajo al astro argentino. Mirá.

Perfiles de La Previa

El delantero portugués reveló duros detalles de su infancia, marcada por la pobreza y el sueño de ser futbolista. El texto fue publicado por The Players' Tribune. Leé o escuchá. 

Champions League

El arquero del Bayern Múnich se hizo gigante y mantuvo la valla en cero. Le tapó un mano a mano al brasileño, controló con seguridad un tiro de Mbappé e impidió el empate del volante en el segundo tiempo. Mirá el video.

Lo último de Deportes

Liga de España

El local abrió la cuenta con gol de Rioja (30m PT) y lo empató Griezmann (18m ST). Messi fue amonestado en la etapa inicial y la visita terminó con un jugador menos por expulsión de Jota (16m ST).

Copa de la Liga Profesional

Se encontraron este sábado a la tarde por la primera fecha de la Copa.

Copa de la Liga Profesional

En un partido válido por la zona 6 Roberto Briasco (36m. PT) abrió este sábado el marcador para "El Globo" e igualó Ricardo Álvarez (10m. ST) de tiro libre.

Daniel Basterra

Daniel Basterra

Pastilla para la memoria

El 30 de octubre de 2018 los "Millonarios" vencieron a Gremio en Porto Alegre. Al otro día, el "Xeneize" eliminó al Palmeiras en San Pablo. Ambos se enfrentarían en la final de la Copa Libertadores.

Fuera de agenda

Las cordobesas participaron de la competencia mundial en Berlín de Roller Marathon con una singular modalidad que les permitió estar presentes desde Argentina. 

Comentarios

Lo más visto

Nadie lo cree

El tema se instaló este sábado en las redes sociales y muchos usuarios apelaron la humor para desacreditar la versión de ruptura de la pareja. Mirá.

Alerta por coronavirus

El caso estuvo en boca de todos: hace unos meses, a Yu Fan se le oscureció la tez, producto de un tratamiento con cloroquina que le administraron para combatir la infección.

Familia nómada

Patricia Fehr (46) y su esposo Germán (54) partieron de Buenos Aires el 10 de marzo de 2003 y nunca volvieron. En el camino nació Inti, su hija de 11 años. 

Se agrandó la familia

La modelo dio a luz a por cesárea en la Clínica Suizo Argentina de la ciudad de Buenos Aires. Ambas se encuentran en un excelente estado de salud, a la espera de la alta médica.

Internados en Córdoba

Están en estado delicado en el Hospital de Niños. Se trataría del síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico. Se produciría en muy pocos casos por los mismos anticuerpos del virus.

Ahora

Liga de España

Igualaron 1-1. El equipo de Lionel Messi venía de vencer a Juventus por Champions, pero en la Liga acumula dos derrotas al hilo.

Casos de gatillo fácil

El jefe policial, Gustavo Vélez, fue reemplazado por la comisario general Liliana Rita Zárate Belletti. Ariel Darío Lecler es el nuevo sub jefe de la fuerza.

Fuego en Córdoba

Las llamas avanzaron sobre el límite de Estancia Vieja en el departamento Tulumba, sobre la ruta 18 y a 36 kilómetros de Deán Funes.

Tensión en la cárcel

Los presos reclaman mejoras en las condiciones de detención, así como que se autorice el regreso de las visitas familiares, que habían quedado suspendidas por la pandemia de coronavirus.

Copa de la Liga Profesional

Juegan este sábado desde las 21.15, con el arbitraje deFernando Rapallini y la transmisión de Cadena 3 Argentina, Cadena3.com y app. Talleres venció a Newell's en la misma zona.

Liga española

Tras una semana agitada, con la victoria frente al Barcelona y el rescate de un punto en Alemania por Champions League, el "Merengue" logró un contundente triunfo como local. Mirá las fotos. 

A todo trapo

La modelo celebrará su cumpleaños con un masivo festejo en Miami para 250 personas. “Hace un año sueño con festejar en la playa, rodeada de mi gente más querida”, dijo. 

Dolor en la música

La banda lo despidió con un sentido mensaje a través de las redes sociales.