• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo

Política y economia

Sospechas de corrupción

Cada "vuelo canillita" de los Kirchner costó 30 mil dólares

Esta información surge de una causa paralela a la de los Cuadernos. El juez, Carlos Bonadio, pudo comprobar 19 trayectos.

La información surge de una causa paralela a la de los cuadernos. 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

En una causa paralela a Los Cuadernos de las Coimas, se conoció el fin de semana la investigación denominada "vuelos canillitas", en la que el avión presidencial Tango 01 se utilizaba para enviar los diarios del día desde Buenos Aires hasta Río Gallegos.

Según algunos testimonios de la causa, a los que accedió el diario La Nación, se pudo comprobar que cada uno de esos viajes costaban al menos unos 30.000 dólares.

Durante varios años, los aviones presidenciales volaron desde Aeroparque a Río Gallegos o El Calafate  vacíos, solo con una carga de varios diarios.

Esta causa es un desprendimiento de la de los cuadernos e implicó las testimoniales de varios de los pilotos que debían realizar los "viajes canillitas" que se separaron y generaron una nueva causa contra Cristina Fernández de Kirchner por peculado.

Mediante estas pruebas, según el juez Claudio Bonadio, se acreditó que "se utilizaron con fines indebidos los aviones asignados a la agrupación aérea presidencial (matrículas Tango 01, 02, 03 y a partir de mediados de 2012, Tango 04), así como también el avión Tango 10, que pertenece a la Fuerza Aérea Argentina".

Esta investigación confirmó que se realizaron 19 vuelos de este tipo, principalmente con el Tango 01 y el 02.

"Teníamos un vuelo que le decíamos el diariero porque volábamos los fines de semana -sábados, domingos y feriados- y en general solo trasladábamos los diarios, despegando generalmente a las 6 desde el Aeroparque. Los vuelos se realizaban solo cuando la familia presidencial se encontraba en el sur; podían ser a El Calafate o a Río Gallegos", dijo José Luis Bustos, piloto del Tango 10.

Uno de los testimonios más polémicos fue el que dio Claudio Tretola, también piloto del mismo avión quien declaró: "En los vuelos en los que íbamos a El Calafate nunca trasladé a Néstor Kirchner ni a Cristina Fernández. Los vuelos que eran con destino a El Calafate casi siempre salían del Aeroparque los sábados por la mañana, tipo 6.30, y en ellos se trasladaban sobres con documentación, paquetes de diarios del día, personal doméstico y en una oportunidad un peluquero, que por lo que tengo entendido eran empleados de Cristina Fernández. También trasladé a Río Gallegos a la hija del matrimonio presidencial y unas amigas".

Sergio "Potro" Velázquez fue uno de los testimonios más esperados ya que era de confianza del matrimonio Kirchner. Fue elegido por Néstor como el único piloto habilitado para trasladarlo y, según las declaraciones del resto de los tripulantes, era al único que saludaba.

El personal del gobierno no nos hablaba; cuando llegaba el vehículo, toda la tripulación debía estar a bordo del avión, nadie podía estar en plataforma. Había una situación de hostilidad hacia nosotros, que no entendíamos el motivo. En una oportunidad entró el presidente a la cabina a preguntarle algo a Velásquez, quien me presentó y al saludarlo nunca me respondió", ilustró el piloto Alfredo Amaral.

Informe de Fabio Ferrer.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

ahora