Get the Flash Player to see this player.
Cerrar Audio
Cerrar Publicidad
  Juntos
Mario Pereyra | Ingresar

 

Inicio

Audios Videos Redacciones Programación Institucional Contacto 100.5 FM Córdoba Radio Popular 92.3

   

23.10.2017   El Clima  Usuarios

Cadena 3 Google
Política y Economía Sociedad Internacionales Agro Espectáculos Deportes Tecnología Corresponsal Espontáneo Clasificados Blogs   Twitter  Rss  Podcast  Mobile 
Un informe de CICCRA refleja la caída de las exportaciones ganaderas
28/02/2011 | 09:15 El análisis de la entidad que nuclea a exportadores de carne deja en evidencia lo que, para los directivos de la Cámara, es el resultado de una "política antiganadera del Gobierno nacional".
En diciembre del 2010 la faena de hacienda vacuna volvió a quedar levemente por debajo de las 900.000 cabezas y de este modo la actividad frigorífica cerró el peor trimestre de la última década (2,7 millones de cabezas), según un reciente informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).




En términos interanuales, se faenó un 31,4% menos de animales que en diciembre del 2009 y un 33,7% menos que en el cuarto trimestre del año anterior (-1,3 millones de cabezas).




Así como el nivel de faena vacuna de octubre marcó el mínimo del año y el duodécimo peor guarismo de los últimos 31 años, el de diciembre estableció el segundo registro más bajo del 2010 y el vigésimo más pobre de las tres décadas pasadas, consignó en su informe mensual la entidad que comanda el ingeniero Miguel Schiariti.




Al considerarse el año completo, según las estadísticas de la Oncca, la faena total alcanzó un nivel de apenas 11,81 millones de cabezas. Hay que remontarse a las crisis de 1998 y de 2001-2002 para encontrar guarismos similares. La caída acumulada fue del 26,5% interanual y en términos absolutos implicó la faena de 4,25 millones de cabezas menos.




Para la Ciccra, lo que sucedió en el 2010 era fácil de prever, debido a que desde el otoño del 2006 el gobierno nacional implementó una política antiganadera que restó sentido económico a la cría de hacienda. Sólo era cuestión de tiempo que esto se reflejara en los mercados de hacienda y de carne vacuna.




Probablemente la fuerte sequía que afectó a las zonas productoras entre mediados del 2008 y del 2009 contribuyó a demorar la aparición de los efectos de una política sectorial nefasta, porque forzó la venta anticipada de animales ante la falta de alimento y agua. Pero, más tarde o más temprano, los resultados iban a quedar a la vista.




Los récords de actividad sectorial alcanzados en el 2008 y el 2009 no eran para festejar, porque estaban basados en la descapitalización, es decir que no tenían posibilidades de sostenerse en el tiempo. Diferente hubiera sido la cosa si se hubieran logrado con mejoras de productividad (parición y destete) y aumento del rodeo.




Afortunadamente, el sistema de precios se encarga de enviar las señales necesarias y, entonces, la creciente escasez de hacienda para enviar a faena hizo que finalmente el precio del kilo en pie aumentara sensiblemente a partir de la primavera del 2009 y, con ello, que el ciclo ganadero ingresara en una nueva etapa de retención de vientres. Entonces, si el proceso no se interrumpe, recién a partir del 2014 se podrá contar nuevamente con un paulatino aumento de la actividad frigorífica y capacidad de consumo doméstico y de exportación.




La participación de las hembras en la faena total descendió al 40,1% en diciembre del 2010. Este dato confirma que el proceso de retención de vientres que se inició a mediados del 2010 sigue en marcha y, además, se intensificó a partir de la nueva primavera (al bajar del 41,7% en el tercer trimestre al 40,3% en el cuarto trimestre del año).




En lo que respecta a la producción de carne vacuna, en diciembre del 2010 se repitió la pobrísima performance de octubre, con apenas 203.000 toneladas res con hueso (tn r/c/h). En términos interanuales la retracción fue del 24,9%, merced a la suba del 9,5% anual en el peso promedio en gancho, que pasó de 206 a 226 kilos en los últimos doce meses.




Con este registro, en el 2010 la producción de carne vacuna alcanzó un nivel de 2,614 millones de tn r/c/h. Esto implicó una disminución del 22,6% anual y una caída de poco más de 760.000 tn r/c/h en relación con un año atrás.




Para tener una idea de la magnitud de la contracción, cabe señalar que la producción de carne vacuna retornó al nivel del 2003 y de 1996, períodos en los cuales la población total argentina era un 6,3 y un 13 menor respectivamente que en el último ejercicio.




CONSUMO INTERNO




En el 2010 la producción de carne vacuna disminuyó en poco más de 760.000 tn r/c/h (-22,6% anual) y esto se tradujo en importantes contracciones del consumo interno y de las exportaciones.




Tal fue la magnitud de la caída, que en informes anteriores ya la Ciccra señaló que ni siquiera suspendiendo totalmente los envíos de carne vacuna al exterior se hubiera evitado la caída del consumo interno de carne vacuna en relación con el récord alcanzado en el 2009.




En términos absolutos es evidente que la mayor porción del ajuste recayó en el mercado doméstico (-362.864 tn r/c/h). Pero, en términos relativos, el mercado externo fue el que soportó el ajuste más importante, porque las exportaciones cayeron un 52,7% en términos anuales y el consumo doméstico sólo retrocedió un 13,2%.




De esta forma, la participación de los envíos al exterior en el total de producción bajó del 18,9% en el 2009 a sólo el 11,3% en el 2010, marcando el peor registro de la década si queda afuera del análisis el particular 2001 cuando, debido a la reaparición de la fiebre aftosa en nuestro rodeo, se produjo el cierre masivo de mercados externos.




Todo esto se tradujo en una contracción del consumo per cápita de carne vacuna del 14% anual, el cual descendió a un nivel de 58,8 kilos/año, luego de haber promediado los 68,4 kilos/año en los dos ejercicios anteriores.

Tal fue el impacto de la escasez de carne vacuna, que en el 2010 se registró el menor consumo de carne vacuna por habitante desde el 2002 (57,8 kg/año), cuando la crisis doméstica hizo caer abruptamente el poder de compra de los argentinos y, en consecuencia, la capacidad de consumir esta fuente de proteínas.

 COMENTARIOS (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del Reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

ENVIANOS TU COMENTARIO

 

Para poder dejar tu comentario debes ser un USUARIO Registrado a Cadena3.com

Registrate aquí o ingresá tu Usuario

 
 Usuario Clave
 

¿Olvidaste tu contraseña?

 

Ingresá tu usuario y te enviaremos un e-mail con la contraseña de tu cuenta.

 Usuario
 

Búsqueda por Rubros | 114504 Avisos Online

 

En Vivo

Audios - Videos

Blogs

Publicidad - Media Kit Digital

Programación y Tarifas Radiales

Institucional

Contacto


Portal 100.5

Portal Radio Popular

 

Política y Economía

Sociedad

Internacionales

Agro

Espectáculos

Deportes

Tecnología


Corresponsal Espontáneo

Comunidad

 

Twitter

Rss

Podcast

Mobile

Beneficios en Cadena


Usuarios

El Clima

Webmail - Juegos de Azar

Cartelera de todo el País Cine Teatro

 

Registrate y Publicá


Vehículos

Inmuebles

Empleos

Artículos del Hogar

Turismo

Tecnología

Oferta de Servicios

Otros Rubros

 

    Cadena 3 Argentina
      Noticias       Servicios       Clasificados

  

Aviso Legal Copyright © 2008, Cadena 3 Argentina

Optimizado para IE 7.0 - Resolución: 1024x768 pixeles. Requiere Macromedia Flash plugins