• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo

Salud por Sanatorio Allende

Mindfulness: un nuevo recurso terapéutico

Te contamos de qué se trata y en qué se sustenta esta tendencia que se presenta hoy como una alternativa complementaria en distintos ámbitos de la vida cotidiana, entre ellos en el de la salud.

ctv-jcx-portada-mindfulness
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos
  • item no encontrado

La neurociencia es definida como una disciplina que abarca diversas ciencias que estudian de forma multi e interdisciplinaria la manera en la que nuestro cerebro se estructura y funciona. A través de ella se ha demostrado que el cerebro posee neuroplasticidad, es decir que tiene la capacidad de cambiar su estructura y funcionamiento. Esta disciplina científica y la búsqueda constante de una mejor calidad de vida asociada a la salud se unieron para brindarle a los pacientes nuevos recursos terapéuticos, y la práctica de Mindfulness se presenta hoy como uno de ellos.

En las últimas décadas se ha desarrollado un importante interés por la práctica de Mindfulness, versión en inglés de la palabra “sati” y cuya traducción más aproximada al español es atención plena o consciente. De acuerdo a la definición del Dr. Vicente Simon, médico psiquiatra, fundador y presidente honorífico de la Asociación Española de Mindfulness, se trata de una capacidad humana universal y básica que brinda la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento.

En la actualidad, el Mindfulness es una tendencia que se ha integrado a diversos ámbitos de la vida cotidiana, entre ellos al de la salud, presentándose como una alternativa con sustrato científico que complementa y no sustituye a los tratamientos médicos tradicionales.

Los avances de algunos métodos de estudio del cerebro, tales como las neuroimágenes y las electroencefalografías, han posibilitado conocer lo que sucede en este órgano mientras se realiza la práctica de meditación, recurso de la atención plena o Mindfulness. Tal como lo demuestran estudios de imágenes por resonancia magnética funcional del cerebro, esta práctica activa diversas áreas del cerebro como la ínsula, estructura que nos ayuda a percibir el estado interno de nuestro cuerpo. La meditación prolongada y regular activa el lóbulo frontal, mejorando nuestra atención y aprendizaje; activa y fortalece el córtex del cíngulo anterior, área encargada de integrar emoción y pensamiento enfocado; y aumenta los niveles de serotonina, neurotransmisor que nos ayuda a estar de buen humor, a dormir bien y a tener una buena digestión.

La investigación neurobiológica confirma que al practicar Mindfulness se ejerce un cambio inmediato en nuestro estado mental y que, si la práctica se prolonga en el tiempo, lo que al principio era sólo una modificación funcional transitoria, se convierte en cambios saludables permanentes en la estructura cerebral.

Está demostrado que generar respuestas de relajación en nuestro cuerpo es una acción que se aprende, pudiendo influir en la obtención de respuestas positivas de nuestro organismo.

El Mindfulness se ha establecido como un recurso terapéutico eficaz y con sustrato científico que complementa el tratamiento médico y psicológico en ámbitos clínicos específicos tales como dolor crónico, fibromialgia, ansiedad, estrés, depresión, déficit de atención, insomnio y deterioro cognitivo leve. Desde la Unidad de Neuropsicología y Neurorehabilitación de Sanatorio Allende apoyamos este programa, pero dejamos en claro que el mismo no puede sustituir la atención profesional de la salud.

Servicio de Neurología de Sanatorio Allende.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos
  • item no encontrado

ahora