• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo

Opinión

Política esquina economía

Presupuesto 2019: Macri va a necesitar una carambola

Macri: No tenemos que gastar más de lo que tenemos
No tenemos que gastar más de lo que tenemos, insistió Macri

El Presidente necesita a los gobernadores. Y que éstos tengan mando sobre los diputados. Y que, luego, los legisladores no se den vuelta, como pasó con la ley antitarifas.

Mauricio Macri ha recibido hasta ahora declaraciones de amor de gobernadores que dicen estar dispuestos a sacrificar parte de sus capitales políticos y ayudarle a sancionar un presupuesto austero para 2019.

El Presidente, y la Argentina, se juegan buena parte de la suerte. Hay dos señales con las cuales el gobierno espera despejar las dudas de los acreedores que dejaron de financiar el gradualismo este año. Una, es un presupuesto que diga que el Estado no gastará más de lo que le ingresa por primera vez en más de 10 años. La otra, es que el FMI pondrá en un cofre todo el dinero que haga falta para cumplir con las deudas que vencen los próximos 24 meses.

¿Está asegurado el respaldo de una porción suficiente de los gobernadores? Nadie lo sabe a esta hora.

Quieren la rendición

Hay una cuestión fundamental que no es ni económica ni fiscal. Es política. La explicita, bajo estricta reserva, un legislador peronista de los que están dispuestos a negociar: “Nadie va a levantarle la mano a Macri para que él después venga y gane las elecciones”, dice.

¿Qué significa? Que el peronismo, o al menos quienes aspiran a ser candidatos de ese difuso conglomerado, temen pecar de ingenuos y compartir los costos de un ajuste que luego capitalice Cambiemos en lugar de ellos.

Antes de dar un rotundo respaldo necesitarían ver en Cambiemos señales de que la coalición tira la toalla para las próximas elecciones. “Tendría que haber una convocatoria de verdad, una autocrítica profunda, dejar de culpar a los anteriores, aceptar que le hemos votado todo lo que pidieron y asumir públicamente el fracaso de su gestión cuando ya están por cumplir tres años de gobierno”. Esa es la lista no exhaustiva de gestos que los peronistas más proclive a negociar piensa exigirle al macrismo.

Pero no quiere decir que eso baste. Macri va a necesitar el respaldo de una cantidad suficiente de gobernadores, capaces de arrastrar a la casi treintena de diputados que va a requerir Cambiemos para sacar el presupuesto 2019.

Eso significa muchos gobernadores. Schiaretti, por ejemplo, para muchos el mejor aliado de Macri en el PJ, podría llegar a arrimar apenas cuatro legisladores, siempre que el demócratacristiano Juan Brügge se sume y mantenga su distanciamiento con De la Sota. Pero, por ejemplo, no manda sobre Adriana Nazario, quien, mientras dura el “impasse” en su relación personal con José Manuel De la Sota, se ha asociado políticamente en Diputados a Graciela Camaño, es decir a Sergio Massa.

¿Mandan sobre alguien los gobernadores?

Pero supongamos que el mañana a las 17 la reunión entre Macri y los gobernadores termina con una cantidad suficiente de mandatarios provinciales que prometen respaldo. El riesgo es que, como sucedió otras veces, las provincias se vayan de ahí bolsiqueándole los bolsillos a Macri y que, luego, los diputados que supuestamente responden a los gobernadores se le den vuelta mientras todos esperamos el trámite parlamentario del presupuesto.

No va a ser la primera vez. Sucedió con la ley antitarifas con la que los diputados peronistas terminaron jugando de peones de Cristina Fernández a principios de año y obligando a Macri a vetar una ley que en lugar de reducir multiplicaba los ya impagables subsidios a los servicios públicos.

Para seguir con ejemplos cordobeses: esa vez diputados como Martín Llaryora y hasta la esposa de Schiaretti, Alejandro Vigo, terminaron votando en contra de lo que pedía en público el gobernador o jugando tácticamente para la oposición K.

Como esa vez, aún los legisladores más comprometidos con los gobernadores podrían terminar siendo corridos por izquierda o por los costados más demagógicos y populistas, no sólo kirchneristas, sino sindicales o de izquierda. Mención especial para el massismo: Massa es, aparte de la propia Cristina Fernández, casi el único político peronista de relieve que no tiene un cargo ejecutivo que proteger y, en cambio, tiene la candidatura presidencial como exclusiva y única zanahoria en su futuro.

Cuidado con la billetera

Macri está forzado a tener cuidado. No sería la primera vez que los gobernadores lo esquilman en la Rosada para devolverle apenas el castigo de una anchoa salada en el desierto del Congreso

A la reunión de hoy irán reclamando el congelamiento de la rebaja de impuestos provinciales (Ingresos Brutos y Sellos), el fin de subsidios que golpean sobre todo a los gobiernos de Cambiemos en Provincia y Ciudad de Buenos Aires, compensaciones por el Fondo Sojero (o su restitución) y frenos a la rebaja de impuestos nacionales que se coparticipan. Ya nadie recuerda qué es lo que estarían dispuestos a aportar.

ahora

Protesta contra Macri

  • special-author-c3:item no encontrado
ctv-lp5-micheli-paro-buenos-aires

Micheli: "O se cae este modelo o dejan el Gobierno"

El dirigente de la CTA sostuvo que "con un paro no alcanza" y que el movimiento obrero deberá "hacer mil huelgas y marchas" para que el Ejecutivo escuche.

Superliga

  • special-author-c3:item no encontrado

El encuentro se juega desde las 18. La "B" quiere volver al triunfo tras dos igualdades en un partido clave en la lucha por el descenso. Transmitie Cadena 3

ctv-fpc-aldosivi-vs-belgrano2
  • list-audio-detail-related:lista con un numero insuficiente de elementos