• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo
La Previa

La Previa

con Raúl Monti

Sábados de 13:30 a 20:00 hs y domingos de 14:00 a 20:00 hs
Perfiles de La Previa

Icardi y la Selección: un laberinto infinito 

El jugador del Inter cumplió su sueño en septiembre de 2013 cuando vio su nombre en la lista de convocados para las Eliminatorias. Sin embargo, aún no pudo afirmarse y se perdió el Mundial 2018.

 

La crisis económica y social que sufrió Argentina a finales del 2001 tuvo una consecuencia impensada: los futbolistas del corralito. Lionel Messi es el ejemplo más acabado, pero detrás de él aparecieron otros, de distintos niveles, desparramados por toda Europa. Entre los pibes que de un día para el otro los argentinos descubrimos jugando en los grandes del viejo continente, sin haber pasado por las inferiores de algún club de acá, apareció un tal Mauro Emanuel Icardi.

El nombre de Icardi empezó a sonar en los oídos futboleros del país cuando Marcelo Trobbiani lo convocó para la selección argentina Sub 20 que disputaría el torneo de la Alcudia. Un 14 de agosto de 2012, en uno de esos olvidados partidos que se juegan desparramados por el mundo, Mauro Icardi se puso por primera vez la camiseta celeste y blanca: fue en un amistoso contra Alemania, que terminaría con una llamativa derrota por 6 a 1. De todas formas, lo que vendría sería mucho mejor, y prometedor, para el centrodelantero rosarino que terminaría siendo goleador del torneo de Valencia, donde Argentina además ganó el campeonato.

Se suponía que aquel debería ser el primer paso de un largo romance, pero terminó siendo el primer desencuentro en un camino que más que camino fue laberinto. Solo seis meses más tarde la Sampdoria se negaría a ceder a Icardi para que jugara el Sudamericano de Mendoza. Los pibes finalmente no conseguirían la clasificación para el Mundial de Turquía y ahí se terminó la etapa de Mauro Icardi en las selecciones juveniles de su país. 

No faltaba mucho para que los diarios y sitios de internet publicaran la típica nota con el título: “¿Quién es Mauro Icardi?”. La crónica anunciada ocurriría cuando el rosarino firmó contrato con el Inter, después de haber hecho una gran campaña, con ascenso incluido, en la Sampdoria, club que lo había captado de la Masía del Barcelona cuando Mauro estaba a las puertas del primer equipo.

Antes de que Mauro Icardi jugara por primera vez para la selección argentina de mayores, con Sabella como técnico, dio vueltas la versión de que el rosarino analizaba una posible convocatoria de Italia. Tiempo después, sería el propio Mauro quien confirmaría que efectivamente no solo los italianos, sino también los españoles, lo habían tentado, pero él había elegido jugar para su país, ese del que tuvo que irse siendo todavía un nene.

Mauro Icardi cumpliría su gran sueño el 30 de septiembre de 2013 cuando vio su nombre en la lista de convocados para jugar por las Eliminatorias. Sabella decidió incluirlo en reemplazo de Lionel Messi, que estaba lesionado, y le dio sus primeros minutos oficiales en un partido contra Uruguay en el Centenario. Icardi entró a los 35 del segundo tiempo en reemplazo de Augusto Fernández.

La historia, empecinada, volvió a repetirse: se suponía que ese debut tan esperado sería el puntapié inicial de un extenso recorrido con la Selección, pero terminó siendo un nuevo desencuentro, que esta vez duraría cuatro largos años.

Puede entenderse, porque no había formado parte del proceso y tenía adelante jugadores de mejor nivel, la ausencia de Icardi en la lista del Mundial de Brasil en 2014, pero después siguió sin aparecer en las convocatorias. Resulta curioso, al menos, que Mauro Icardi no haya estado en la consideración ni de Martino, ni de Bauza, cuando terminó, por ejemplo, siendo goleador de la Serie A en el 2015.

Lejos de la camiseta argentina, las noticias de Icardi que llegaban al país empezaron a pasar más por su vida extra futbolística, un ámbito donde siempre tuvo un alto nivel de exposición, que por sus chances de volver a la Selección.

El ansiado retorno recién se produciría en mayo de 2017, un título del sitio Mundo Deportivo es el mejor resumen: “Argentina convoca por fin a Icardi”. Las palabras elegidas no fueron casuales, lo que ocurrió, ya olvidado por muchos, fue que la lista salió del Departamento de Selecciones y el Comité Ejecutivo de la AFA porque la selección todavía no tenía técnico. Se suponía que había sido Sampaoli el cerebro detrás de la convocatoria, cosa que recién se confirmaría unos días más tarde cuando el casildense fue oficializado como nuevo entrenador.

Mauro Icardi vio desde el banco los dos amistosos contra Brasil y Singapur donde Sampaoli probó a casi todos los jugadores, menos a él. Curiosamente, o no tanto después de haber visto lo que fue el ciclo, cuando llegó el momento de enfrentar a Uruguay por las Eliminatorias el titular terminó siendo Icardi.

Durante la alocada estadía de Sampaoli en el banco argentino, Mauro Icardi jugó en total 178 minutos, distribuidos en tres partidos, y no convirtió goles. Se suponía que tenía chances de integrar el plantel para el Mundial de Rusia, de hecho fue incluido en la lista preliminar de 35, pero terminó quedándose afuera. La versión, nunca confirmada, dice que el técnico lo bajó porque el propio futbolista no quiso formar parte de una gira contra Rusia y Nigeria debido a una supuesta lesión en la rodilla que el mismísimo médico del Inter calificó de “moretón”.

Sí, sí, adivinaron: la historia volvió a repetirse. Mauro Icardi estuvo un año sin ser convocado por Argentina. Su cara ocupó nuevamente el centro de la escena cuando los críticos levantaron la bandera de la renovación y lo postularon como el futbolista capaz de conducirla. Ya con Lionel Scaloni como entrenador, primero interino y luego definitivo hasta nuevo aviso, la Selección comenzó el camino de la reconstrucción y ahí apareció el apellido de Icardi en la nómina para los partidos contra Guatemala y Colombia. 

Mauro Icardi estuvo convocado para cinco de los seis encuentros que lleva dirigidos Scaloni en la selección argentina, jugó en cuatro y por fin se dio el gusto de gritar su primer gol. La noche que tanto había estado esperando se le presentó con forma de pase filtrado, al minuto de juego, para que mostrara de qué es capaz cuando la pelota le queda adentro del área.

Ustedes dirán: bueno, ahora sí llegó definitivamente el tiempo de Icardi en la Selección. Pues no, si prestaron atención habrán notado un patrón que se repite: a cada momento positivo le siguió un paréntesis negativo. Le pasó después de que fuera goleador en la sub 20 y no lo dejaron ir al Sudamericano, volvió a ocurrirle cuando tras debutar en la mayor estuvo cuatro años sin ser convocado, reincidió en el 2017 y por bajarse de un amistoso lo bajaron del Mundial. La última noticia es la de estos días, pero en realidad empezó en la zona mixta del Malvinas Argentinas hace cuatro meses.

Bañadito, peinadito y feliz, Icardi enfrentó a las cámaras con cara de nene saliendo de la heladería: acababa de meter su primer gol con la selección, el equipo había ganado y la renovación parecía encaminarse. Pero al muchachito de la noche no se le ocurrió mejor idea que soltar un dardo que parecía tener guardado desde hacía tiempo: “Viví lo anterior y no había tanto compañerismo y amistad”, dijo y desató a las fieras.

Que Mauro Icardi no aparezca en la lista de convocados para los amistosos contra Venezuela y Marruecos tiene cierta lógica, porque en lo que va del año al delantero se lo vio más tiempo envuelto en escándalos que abrazado por sus compañeros gritando goles. El pequeño gran detalle es que la cuenta regresiva rumbo a la Copa América ya está en marcha y la presencia de Icardi, como viene ocurriendo desde que el fútbol argentino escuchó su nombre por primera vez, genera más dudas y polémicas que certezas y soluciones. Es que para Mauro Icardi la selección argentina se parece demasiado a un laberinto infinito: cuando da la sensación de que está caminando por el sitio correcto y va encontrar la salida, de repente dobla para el otro lado y vuelve a perderse.

25 junio 2019

Nieve
Aguanieve (Gránulos de hielo)

ahora

Datos del Indec

  • special-author-c3:item no encontrado
ctv-sbr-50d5ee9b065f4_645x430
  • list-audio-detail-related:lista con un numero insuficiente de elementos

Las ventas en shoppings caen 22,9% y en supermercados, 12,6%

El dato difundido por el Indec es en relación a abril del año pasado. La baja en las ventas se extendió también a los autoservicios mayoristas, que registraron en ese mes una contracción del 12,9%.   

AFA

  • special-author-c3:item no encontrado

Antonio Raed dimitió luego del escándalo en el partido entre Alvarado y San Jorge, cuyos jugadores se negaron a continuar el encuentro, en protesta por el arbitraje de Adrián Franklin.

Raed
  • list-audio-detail-related:lista con un numero insuficiente de elementos