• item no encontrado
  • item no encontrado
  • item no encontrado
  • item no encontrado
  • item no encontrado
  • item no encontrado
  • item no encontrado
menu

Miguel Clariá Fútbol en la Biblioteca

  • item no encontrado
Jorge Luis Borges / Argentina 78

Amistad en la tribuna

Borges decía que “el fútbol es popular porque la estupidez es popular". En esta, no estamos de acuerdo maestro.

Borges y su particular relación con el fútbol
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos
  • item no encontrado

Los críticos del fútbol argumentan que es pueril verse afectados por resultados de un juego en el que uno no participó. El gran Jorge Luis Borges, uno de mis héroes personales, odiaba el fútbol y afirmaba que “el fútbol es popular porque la estupidez es popular".  Fue más lejos en su descalificación y desinterés en una nota publicada en el diario La Razón sobre la Copa del Mundo en Argentina en el '78. Allí, Borges mantiene este diálogo con el periodista y narrador Roberto Alifano:

- ¿Fue alguna vez a ver un partido de fútbol, Borges? 

- Sí, fui una vez y fue suficiente, me bastó para siempre. Fuimos con Enrique Amorin. Jugaban Uruguay y Argentina. Bueno, entramos a la cancha, Amorin no se interesaba por el fútbol y como yo tampoco tenía la menor idea, nos sentamos; empezó el partido y nosotros hablamos de otra cosa, seguramente de literatura. Luego pensábamos que se había terminado, nos levantamos y nos fuimos. Cuando estábamos saliendo alguien nos dijo que no, que no había terminado todo el partido, sino el primer tiempo, pero nosotros igual nos fuimos. Ya en la calle yo le dije a Amorin: “Bueno, le voy a hacer una confidencia. Yo esperaba que ganara Uruguay –Amorin era uruguayo- para quedar bien con usted, para que usted se sintiera feliz”. Y Amorin me dijo: “Bueno, yo esperaba que ganara Argentina para quedar, también, bien con usted”. De manera que nunca nos enteramos del resultado de aquello, y los dos nos revelamos como excelentes caballeros. La amistad y el respeto que ambos nos profesábamos estaba por encima de esa pobre circunstancia que era un partido de fútbol.

Por supuesto que estoy en desacuerdo con el maestro Borges, aunque en un punto voy a coincidir con él: nuestro amor y pasión por el fútbol nunca deben ser mayores que el respeto por el adversario.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos
  • item no encontrado
  • item no encontrado