• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo

Deportes

De Córdoba al mundo

Luciana Moyano, la joven promesa que deslumbra al continente

Tiene 13 años, es número dos de Sudamérica y acaba de conquistar un nuevo título en Paraguay. La patrocina la misma marca que a Nadal, pero financiar sus viajes se hace cada vez más difícil.

 
 
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El reloj señala el mediodía de un caluroso viernes en Asunción. Los aplausos interrumpen el tirante silencio que se adueñaba de una de las canchas del Club Internacional de Tenis. Luciana Moyano, una joven cordobesa de 13 años, oriunda de la localidad Estación Juárez Celman, exhibe una enorme sonrisa en su rostro, apunta su mirada hacia la tribuna en donde están sus hermanos y se dirige a saludar a su oponente.

Una vez más, como en ocho de los últimos nueve torneos sudamericanos en los que participó, ocupará el escalón más alto del podio. Luli, como la llaman sus familiares y amigos, empieza a acostumbrarse a las semanas triunfales que la llevaron a liderar el ranking del país y a ubicarse como la número uno del escalafón continental en la categoría Sub 14 (actualmente es número dos por no poder viajar a todos los torneos). 

Con un nuevo trofeo en su poder, se dispone a realizar trabajos regenerativos bajo las indicaciones de sus hermanos, Matías y Agustín, quienes a su vez son sus entrenadores y cuentan con un pasado en el tenis profesional. Luego, amablemente predispuesta y aún con la adrenalina del partido finalizado, atiende a Cadena 3.

“Muchas gracias”, responde ante el primer saludo de felicitaciones, con una notable alegría y con una timidez que rápidamente se va a eclipsando por la soltura y el conocimiento que demuestra al momento de hablar sobre el tenis, un deporte que se adueñó de sus sueños.

“El torneo fue muy bueno, me sentí bastante bien. Al principio me costó un poco más, pero después me fui sintiendo mejor y soltando en cada partido”, analizó esta joven promesa, que ya representó al país en el prestigioso Orange Bowl de Miami y en el Mundial Sub 14 realizado en Prostejov, República Checa.

La capital paraguaya fue la primera parada de una gira que además tendrá un torneo en Río de Janeiro y otro en Porto Alegre. El objetivo de Luciana está enfocado en finalizar esta serie de competencias entre las cinco mejores del ranking para obtener el pase a la gira europea, que se desarrolla en países como Alemania, Francia, Bélgica y Holanda.

“Lo que más me gusta es competir, conocer a personas y lugares nuevos”, asegura la pequeña estrella, que admira a la múltiple campeona rusa María Sharapova y tiene como principal sueño pisar el polvo de ladrillo parisino de Roland Garros. Pero como una competidora innata, no duda en remarcar que es lo qué no le gusta del tenis: perder. 

“En esos momentos me apoyan mis hermanos y mis papás, pero siempre entrenando más y más hasta poder mejorar”, subraya Luli. Su coach y hermano, Matías, asiente y remarca la aptitud de su pequeña hermana: “Es una nena que es súper responsable, le gusta muchísimo jugar y para mí no es un problema ponerla a entrenar porque siempre lo hace de la mejor manera”.

Sin embargo, en esta parte del mundo el tenis suele tornarse un deporte en el que muchas veces, el talento, el esfuerzo y la dedicación dependen de algo más: la economía que hay detrás de cada jugador. 

Actualmente, esta prometedora deportista cuenta con el incesante y esforzado respaldo económico de sus padres y en ocasiones, con el del municipio de Estación Juárez Celman. También es patrocinada por la misma marca que acompaña a Rafael Nadal (en su raqueta), pero esto sólo se traduce en indumentaria e insumos.

Para su papá Gustavo, que a la distancia sigue cada una de las competencias de su hija, el progreso de las jóvenes promesas como Luciana está atado al apoyo financiero que puedan recibir: “Tenemos alguna que otra ayuda pero generalmente es muy poco. Son muchos los gastos y no alcanza para poder solventar todo”, explica.

Por su parte, Matías, coincide y comparte una reflexión que bien puede caber para la actualidad de otros deportes en el país: “Es muy complicado porque todos los viajes son muy caros y muy largos. Falta apoyo de entidades privadas que ayuden a los chicos a cumplir sus sueños y estar a la altura de las grandes potencias. Material tenemos de sobra, pero nos hace falta competencia de alto nivel”. 

Esta semana, la prometedora deportista cordobesa pintará sus suelas de naranja en las canchas del club carioca Clube Recreio Da Juventude con la esperanza de seguir acumulando éxitos y mantener intacto su sueño: que en un futuro no tan lejano sus derechas retumben en la pista central de Roland Garros. 

“Me genera mucho orgullo saber que es una nena que es feliz con lo que hace. Sabemos que es chiquita y que pueden pasar un montón de cosas, pero ella nos va arrastrando con sus resultados y sobre todo con sus ganas”, reflexiona Gustavo, que se encuentra en la ardua tarea de conseguir sponsors que permitan mantener en vida la esperanza de su pequeña.

Mientras tanto, Luli sigue dejando la bandera argentina en lo más alto.

Informe de Julián Rodríguez.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Fútbol

ahora

Agenda presidencial

  • special-author-c3:item no encontrado

El Presidente volvió a elegir las instalaciones de Potrerillo de Larreta para descansar este fin de semana largo junto a su familia.

ctv-e7l-macri-y-juliana-awada
  • list-audio-detail-related:lista con un numero insuficiente de elementos