• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo

Deportes

Opinión

Juan Martín del Potro: una Torre de emociones

ctv-lwg-del-potro-columna

No pudo ser. Ni el coraje conmovedor, ni la potencia del drive, ni el saque implacable de Juan Martín del Potro, fueron suficientes contra la solidez y la inteligencia táctica de un extraordinario tenista como Novak Djokovic.

"Nole" mostrò su mejor versión. Propuso un intercambio de revés contra revés cruzado y devolvió con autoridad.

"Delpo" nunca pudo pegar el drive con comodidad, ni tomar la iniciativa. Novak Djokovic fue una pared pensante, que neutralizó todos los misiles del tandilense.

Los 95 minutos del segundo set se vivieron a pura emoción y resultaron claves. En los puntos decisivos al Serbio no le tembló el pulso y exhibió su estirpe de campeón.

De todos modos, Juan Martín Del Potro vivió dos semanas inolvidables en Nueva York. Jugó en un nivel altísimo. El público lo adoptò y lo alentó.

Los rivales lo reconocieron como un grande y los entendidos lo elogiaron sin mezquinar adjetivos. Si bien es cierto, Djokovic lo desplazó al cuarto puesto del ranking de ATP, hay que recordar quienes integran ese podio.

Se trata de tres leyendas contemporáneas del tenis. Entre Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic acumulan 51 Grand Slam en los últimos 15 años.

Sólo unos pocos intrusos han logrado asomar la cabeza entre esos monstruos, Del Potro integra esa acotada lista.

Muchas veces hemos contando la historia de su lucha. Tres operaciones en la muñeca izquierda lo dejaron al borde del retiro y lo colocaron en el puesto 1045 del ranking de ATP. Pero "Delpo" perseverò y volvió.

Después de largas horas de rehabilitación y entrenamientos, de miedos y recaídas, de dudas y depresiones, Del Potro regresó recargado, renovado y actualizando viejos sueños.

Pocos imaginaron este presente. LLevó a la Argentina a ganar la Copa Davis, derrotó a los mejores, logró dos medallas Olímpicas y se metió, por primera vez, en el podio del tenis mundial.

Nos emocionó y se emocionó. La derrota ante "Nole" no podrá derrumbar a está Torre Gigante llena de tenis y de coraje. Las lágrimas de "Delpo" después de la final, serán el combustible para nuevas hazañas.

Fútbol

ahora