Últimas 24 horas Clima

Política esquina economía

¿Argentina será Grecia o Venezuela?

El conductor de Juntos se refirió a los “piquetes”,  los llamativos pedidos de quienes toman universidades y a la capacidad de gobernantes de eludir recortes.   

21/08/2018 | 07:11

Adrián Simioni

Adrián Simioni

“Íbamos a terminar como Venezuela”. El pronóstico contrafactual es muy extendido. Y casi seguramente certero. Lo han dicho todas las variantes del antikirchnerismo.

Si en 2015 no había un cambio drástico de políticas, la propia dinámica populista abierta en 2003 iba a derivar en un ciclo vicioso de gasto público infinanciable e inflacionario, que demandaría un estilo político crecientemente autoritario, que para seguir financiándose impondría políticas cada vez más irracionales, que a su vez acelerarían el declive económico.

Lo que no dijo el antikirchnerismo es que para esquivar en serio a Venezuela, primero hay que pasar por un proceso como el de Grecia, que ayer empezó a salir de una profunda crisis de 10 años que casi la dejó fuera de la Unión Europea. El país es más real que la ficción financiera que era, pero por eso mismo es más pobre que hace una década.

Un laboratorio de delirantes

El dramático caso de Venezuela está a la vista. Un laboratorio delirante donde los restos del chavismo liderados por Nicolás Maduro acaba de quitarle cinco ceros a la moneda, luego de haber reducido a escombros a la economía privada y retrotraído la producción petrolera a la de hace 30 años.

Esa es la parte graciosa del circo. Pero lo que todo el mundo se pregunta en Caracas es qué pasará a partir de hoy. El nuevo “bolívar soberano” lanzado ayer (al adjetivo “fuerte” ya se lo gastaron en otra edición de billetes) está atado a la criptomoneda “petro”, que ya antes había lanzado Maduro como remedio a todos los males.

Un petro vale 3.600 soberanos. Pero como al petro nadie lo ha visto todavía, Maduro lo ató a algo menos que el valor del barril del petróleo venezolano, algo menos de 60 dólares. El problema es que nadie cree que si va al Banco Central de Venezuela con 3.600 soberanos va a poder irse de ahí con 60 dólares en el bolsillo.

Es difícil creer nada en Venezuela, por más buena voluntad que se tenga. En la etapa surrealista del chavismo, Maduro ordenó multiplicar el salario por 60, pero como no quiere que eso se traslade a los precios (después de todo el conjunto del paquete es, se supone, para parar la inflación), entonces anunció que el Estado se hará cargo de pagar la mitad de los sueldos (incluso los privados) durante tres meses. Lo que nadie entiende, entonces, es cómo hará el Estado para dejar de multiplicar el gasto y que es lo que lo llevó a emitir cada vez más billetes en primer lugar.

Todo sería para reírse si Venezuela no se encontrara en el umbral de una crisis humanitaria (hiperinflación, diáspora, problemas crecientes en las fronteras) e institucional. En Caracas sigue habiendo dos congresos: el común, que tiene mayoría opositora ganada en buena ley y que Maduro ignora; y la Asamblea Constituyente, armada tras unas elecciones forzadas, sin consenso, sin participación opositora y que nunca se puso a redactar ninguna Constitución sino que usurpó al poder legislativo ordinario y sanciona leyes del día a día en su reemplazo.

Nunca habrá espacio suficiente para describir el laberinto demencial de Venezuela.

Menem en el Partenón

Como Carlos Menem, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, podrá afirmar: “Si les decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie”. Tsipras era un populista de izquierda al estilo de los españoles de Podemos o de nuestros kirchneristas, que también coqueteó con Venezuela cuando Chávez destruía su país oculto bajo una montaña de petrodólares.

En 2015 ganó las elecciones proponiendo una mentira: que se podía eludir el ajuste (pese a que habían caído uno tras otros los gobiernos que no lograban imponer la austeridad) sin tener que abandonar la Unión Europea. Incluso hizo llamó a una campaña y lo ganó haciendo campaña por el rechazo al euro si la condición era el ajuste.

Pero luego, cuando quedó claro que la salida de Europa no era un chiste, Tsipras, de golpe, acordó con el FMI y la Comisión Europea un paquete draconiano que incluía la privatización de casi todo, duros recortes jubilatorios y el despido de cientos de miles de empleados públicos. Todas distorsiones acumuladas durante tres décadas de derroche e improductividad, financiadas por la voluntad franco-alemana de bancar cualquier artificio con tal de lograr la unidad de Europa y una moneda única.

Ayer, Grecia volvió a andar sin muletas por primera vez en muchos años, en que llegó a acumular paquetes de ayuda bajo compromiso de ajustes estructurales por 360 mil millones de dólares. Una locura, si se piensa que su población es de 11 millones de personas.

Pero nada es lo que era. El baño de realidad es duro: sin poder financiar ficciones, la economía se achicó 25%. La pobreza subió a un tercio de la población. En uno de cada tres hogares hay un desempleado. Los salarios reales cayeron en el orden del 30%.

Pero las perspectivas son mejores. El Estado ha dejado de fabricar déficits fastuosos para sostener empresas y empleos de papel. La economía crece. La construcción, que fue lo primero que arrasó la crisis siendo ella misma una burbuja, se reactiva, al igual que el turismo. Aparecen empresas que, con salarios más realistas, son ahora capaces de venderles algo a las sociedades más opulentas de Europa.

Decidite de una vez

Los argentinos no han terminado de decidir con claridad qué quieren. Es más, muchos ni siquiera saben que hay una bifurcación todavía en puerta. Creen que haber votado dos veces por Cambiemos ya definió las cosas. Otros, ingenuos, sueñan con que la opción sea tipo “Alemania o Chile”. Otros van mutando de opinión, según le muestren las partes más feas de la película venezolana o de la griega. Creen que se puede “mantener lo bueno del gobierno anterior” y sumarlo a “lo bueno” del que le sigue.

La opción, en realidad, es entre Venezuela y Grecia. Ninguna es bonita. Cambiemos ha optado por Grecia, pero la pregunta que todos se hacen es por cuál de los dos va a optar, en serio, la sociedad argentina y el conjunto de su cúpula dirigente a la hora de la verdad.

Te puede interesar

Crisis en Venezuela

La diputada del Parlasur, María Luisa Storani, dijo a Cadena 3 que "no lo quieren aprobar" y "boicotean" su votación. "No nos estamos sincerando con los derechos humanos de un país miembro", lamentó.

Repercusiones del debate

El candidato a vicepresidente salió al cruce de los dichos de Alberto Fernández en el debate. Defendió las presiones para que Maduro abandone el poder en ese país.

Política esquina economía

Adrián Simioni

Adrián Simioni

Las ART y las automotrices, que se embromen por “malas”. Jolgorio fiscal para jubilados ricos y gobernadores evasores. Fortunas para exiliados. Cualquier racionalidad choca contra estos jueces.

Lo último de Política y Economía

Crisis económica

El economista destacó que Argentina necesita “mostrar un programa fiscal creíble que permita alcanzar el superávit fiscal necesario”.

Seguridad en Córdoba

Identificará a personas con pedido de captura. Además, la fuerza sumó 917 agentes y llegó al estándar internacional de 625 cada 100 mil habitantes, dijo a Cadena 3 el secretario provincial del área, Alfonso Mosquera. 

#Cadena3Elecciones

El secretario de Cultura de la Nación habló con Cadena 3 sobre el debate presidencial, las marchas del "Sí, se puede" y las elecciones. "Estamos en condiciones para una segunda etapa mejor", dijo.

#Cadena3Elecciones

El Presidente y la gobernadora María Eugenia Vidal aseguraron: "Somos millones los que sabemos que se puede. Fue durante una nueva edición de la movilización del "Sí, se puede" en Pergamino.

#Cadena3Elecciones

El Presidente había comparado la gestión kirchnerista con darle "la tarjeta" a una mujer que "gasta y gasta". En Pergamino dijo que debería haber sido "al revés" porque "ellas administran mejor".

Comentarios

Lo más visto

Tristeza en el espectáculo

El cantante, que permanecía en terapia intensiva en el Sanatorio Los Arcos, falleció a los 77 años. La bacteria que tenía alojada en el pulmón se había expandido a la sangre. Será velado en la Legislatura Porteña.

Video viral

Un veterano de las Fuerzas Armadas de Irlanda dejó un audio grabado para que lo reprodujeran durante su funeral. El video del momento se hizo viral en Facebook.

Eterno adiós

Uno de sus más recordados es el que mantuvo con Susana Giménez, así como su romance con Mónica Gonzaga, su matrimonio con la hija de su mejor amigo y su reciente pareja Marina Rosenthal.

Eterno adiós

El fallecimiento del cantautor popular causó conmoción en el mundo de la música. Artistas y comunicadores manifestaron su pesar a través de las redes sociales.

Sana y salva

La pequeña, de 10 años, llegó caminando a la casa de una vecina, según las primeras informaciones. Se ausentaba de su domicilio desde el pasado miércoles.

Ahora

#Cadena3Elecciones

El Presidente había comparado la gestión kirchnerista con darle "la tarjeta" a una mujer que "gasta y gasta". En Pergamino dijo que debería haber sido "al revés" porque "ellas administran mejor".

#Cadena3Elecciones

En conferencia de prensa, el ministro de Hacienda le respondió al candidato presidencial opositor, Alberto Fernández. También rechazó la posibilidad de revisar el control de cambios. 

Reclamo judicial

La suspendieron en 2016 por una investigación por enriquecimiento ilícito. El juez Vaca Narvaja ordenó su restitución pero la resolución debía estar firme. El ente negó su regreso en un comunicado.

Anticipo Cadena 3

Se trata de Martín Esteban Rusnak, ex pareja de la madre de Abril, quien está en prisión por un hecho de instancia privada. "Por abuso sexual y corrupción de menores", dijo a Cadena 3 la fiscal.

Sana y salva

La pequeña, de 10 años, llegó caminando a la casa de una vecina, según las primeras informaciones. Se ausentaba de su domicilio desde el pasado miércoles.

Sana y salva

Se trata de Emanuel Rivarola y Victoria Agüero quien había dejado trascender en varios medios la posibilidad de que la nena se haya ido por su voluntad de su casa.

#Cadena3Elecciones

El Presidente comparó la gestión kirchnerista con "la administración de la tarjeta (de crédito)" por parte de una mujer. Cristina Fernández dijo en Twitter: "Yo les dije que era un machirulo".

Inundación en Buenos Aires

Si bien las autoridades informaron que el agua está "controlada" y se espera que descienda a niveles normales, continúa la asistencia a las familias afectadas.