27.abr.2017

Política y Economía

El Gobierno eliminará el impuesto a los autos de lujo

19/12/2015 | 07:16 | Vence el 31 de diciembre y no será renovado. Se estableció en enero de 2014, para frenar la salida de dólares para la compra de vehículos importados, pero se extendió a los nacionales de gama media.

Un BMW Serie 3 costaba casi lo mismo que un VW Passat con el impuesto (Foto: Archivo)

El ministro de Economía, Alfonso Prat Gay anunció que se eliminará el impuesto a los autos de lujo que había implementado el gobierno de Cristina Kirchner hace dos años, cuando atravesaba la corrida cambiaria que culminó en la devaluación de enero de 2014.

El tributo vence el 31 de diciembre y no será renovado.

"Lo que ingresa por ese impuesto es prácticamente nada porque no se vende nada", argumentó el titular de Hacienda y Finanzas.

El tributo a los autos “de lujo” fue una iniciativa del ex ministro de Economía Axel Kicillof y del ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich, luego de un año en donde el atraso cambiario y el cepo llevaron a una explosión en las ventas de automóviles para refugiarse de la inflación, lo que implicaba una fuga de divisas por esa vía.

Además en ese entonces, por la retracción del dólar, un auto de lujo valía casi lo mismo que uno de marcas masivas, lo cual llevó a mucha gente a que cumpla con el sueño del importado: un BMW Serie 3 costaba casi lo mismo que un VW Passat.

El impuesto fue un duro golpe para el sector porque multiplicó el precio de autos y motos, a lo que luego se le sumó la devaluación y la caída de Brasil, a donde se destina el 70% de la producción.

En la práctica, la tasa real y efectiva terminó siendo de entre el 50% y el 100%. Es decir, el gravamen hizo que se duplicara el valor al público de un amplio abanico de vehículos de alta gama, pulverizando así la demanda.

Comentá

comentarios

Lo más visto

Ahora

El gobierno de Maduro anunció su retiro de la OEA (Foto: Archivo).

23:27 | El gobierno de Nicolás Maduro lo resolvió luego de que se convocara a una reunión de cancilleres por la situación que atraviesa ese país. El proceso para salir de la organización tarda 24 meses.