24.ago.2017

Internacionales

Francisco: "Quisiera que se arrodillaran al entrar un pobre"

28/04/2015 | 23:50 | Pidió a las comunidades parroquiales de Roma que “se toque la carne de Cristo” en los necesitados. “¿Quién piensa que un sin techo es una persona de la cual aprender, que puede ser un santo?”, dijo.

''Sin la riqueza de los pobres, no descubrimos el rostro de Cristo'', dijo el Papa.

El papa Francisco se unió este martes a huéspedes de los centros de acogida de Caritas de Roma, reunidos en el teatro Brancaccio, de la capital italiana, a través de un mensaje transmitido por medio de un video.

En sus palabras, el Sumo Pontífice remarcó: “Sin la riqueza de los pobres, no descubrimos el rostro de Cristo”.

“Estoy contento de estar entre ustedes, de este modo, complaciéndome por su coraje, para decirles que no pierdan la esperanza. ¡Dios los quiere, los quiere a todos!”, dijo Jorge Bergoglio en el comienzo del mensaje.

En los párrafos más destacados, Francisco expresó: “¡Cuánto quisiera que Roma pudiera brillar de piedad por los que sufren, de acogida por los que huyen de guerras y muerte, de disponibilidad, de sonrisa y de magnanimidad por el que ha perdido la esperanza. Cuánto quisiera que la Iglesia de Roma se manifestara cada vez más como madre atenta hacia los débiles. Todos tenemos debilidades, cada uno las propias”.

“¡Cuánto quisiera que las comunidades parroquiales en oración, al entrar un pobre en la iglesia, se arrodillaran en veneración, así como hacen cuando entra el Señor! ¡Cuánto quisiera esto: que se toque la carne de Cristo presente en los pobres de esta ciudad!”, subrayó.

“¿Quién piensa que un sin techo es una persona de la cual aprender? ¿Quién piensa que puede ser un santo?”, preguntó en el momento más intenso de su discurso.

El Sumo Pontífice remarcó que Jesús otorga la verdadera libertad, salvación y felicidad a través de “su amor de compasión, de ternura y de compartir”. “Él es el Buen Samaritano que nos recoge a nosotros, que fuimos golpeados por los ladrones”, enfatizó.

El obispo de Roma hizo suyas las palabras de San Gregorio de Nisa y de San Agustín sobre Cristo y los pobres: “Ustedes no son un peso. Son la riqueza, sin la cual son vanos nuestros intentos de descubrir el rostro del Señor”.

Por otra parte, el Papa agradeció de forma especial a todos los que trabajan en Caritas: “Los siento como mis manos, las manos del obispo, al tocar el cuerpo de Cristo”. Tampoco olvidó a los voluntarios romanos y de otros lugares de Italia, que “descubren un mundo que requiere atención y solidaridad”.

“Hombres y mujeres que buscan afecto, relación, dignidad, con las cuales todos podemos experimentar la caridad aprendiendo a acoger, escuchar y donarse”, concluyó.

Comentá

comentarios

Lo más visto

Ahora

Angeloz falleció a los 85 años en el Instituto Modelo de Cardiología.
“Estuvo lúcido hasta el último minuto", contó Jorge Savid.

“Estuvo lúcido hasta el último minuto", contó Jorge Savid.

flecha
1 de 3
flecha

06:20 | Savid dijo a Cadena 3: "Como luchó toda su vida, así murió". Alfonsín destacó: "No decía algo que no creyera porque le conviniera". Sappia lo definió como "un hombre esencial de la democracia".